CAFÉ FRENTE AL CÁNCER ORAL

 Investigadores japoneses concluyen que las personas que toman una o dos tazas al día presentan la mitad de probabilidades de desarrollar tumores de boca, faringe y esófago.

Consumir café reduce el riesgo de desarrollar cáncer de la cavidad oral o garganta, por lo menos en la población general de Japón, según los resultados de un nuevo estudio.

El consumo de café en Japón es relativamente alto, así como la tasa de cáncer de esófago en los hombres. Para analizar si el consumo de café ejerce algún efecto protector, el equipo del Dr. Toru Naganuma, de Universidad Tohoku, en Sendai, evaluó datos de un estudio poblacional en Japón llamado Miyagi Cohort Study.

El estudio consideró datos sobre la alimentación, incluido el consumo de café. Entre los más de 38.000 participantes, de entre 40 y 64 años, sin antecedentes de cáncer, se registraron 157 casos de cáncer de boca, faringe y esófago en los 13 años de control. A diferencia de las personas que no consumían café, las que tomaban una o más tazas por día tuvieron la mitad de riesgo de desarrollar esos cánceres, escriben los investigadores en el “American Journal of Epidemiology”. Además destacan que la reducción del riesgo incluyó a personas que tenían alta probabilidad de sufrir esos cánceres, como los bebedores o fumadores al inicio del estudio.

“No esperábamos poder observar semejante asociación inversa entre el consumo de café y el riesgo de esos cánceres”, comenta el autor. Tampoco preveían “la relación inversa en los grupos de alto riesgo de esos cánceres”, añade.

El equipo concluye en su artículo que “aunque la cesación del consumo de alcohol y cigarrillos sea el mejor camino conocido para reducir el riesgo de desarrollar esos cánceres, el café podría ser un factor preventivo en poblaciones de bajo y alto riesgo”.