Cinco grandes medicamentos de la naturaleza

LINO GERMINADO (Linum usitatissimum, de la familia de las Lináceas).

Una semilla de antaño que previene y cura muchas enfermedades de nuestros días.

Composición

La semilla del lino tiene una elevada concentración de nutrientes. La mayor parte de las propiedades medicinales de la semilla de lino se deben a dos de sus componentes: El ácido graso alfa-linolénico, de la serie omega-3, y los lignanos.

– Grasas: Están en forma de aceite, formado por ácidos grasos, principalmente el alfa-linolénico, un ácido graso poliinsaturado de tipo omega-3. La semilla de lino es la fuente vegetal más rica en este ácido graso esencial. Nuestro organismo puede convertir, aunque de forma no bien conocida aún, el ácido graso alfa-linolénico en otros ácidos grasos omega-3, como los que se hallan en el pescado: el docosahexanoico (DHA) y el eicosapentanoico (EPA). Las semillas de lino reemplazan a los ácidos grasos omega-3 del pescado, y además carecen de los inconvenientes del pescado’ (principalmente, contaminación por metales pesados como el metilmercurio favorecedor del infarto de miocardio, por bacterias y por parásitos; causa de alergias; formador de ácido úrico).

El ácido alfa-linolénico (de tipo omega-3) cuya fuente más rica son las semillas de lino, y el ácido linoleico de tipo omega-6 que se halla en la mayor parte de semillas alimenticias, son los dos únicos ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede sintetizar. Por lo tanto, deben ingerirse con los alimentos y, además, en una proporción adecuada. Habitualmente se ingieren demasiados omega-6 y pocos omega 3; de ahí la importancia de las semillas de lino.

– Proteínas: Contienen todos los aminoácidos esenciales en una proporción muy similar a la de la soja, por lo que son también de alto valor biológico. No contiene gluten (la proteína que se halla en el trigo y otros cereales).

– Fibra dietética, tanto soluble (mucílagos y gomas), que baja el nivel de colesterol, como insoluble (celulosa) de efecto laxante.

– Minerales, especialmente hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo y otros.

– Vitaminas, especialmente vitamina E y ácido fólico.

– Lignanos: Las semillas de lino son el alimento vegetal más rico en estas interesantes sustancias naturales (3.700 pg./g; le siguen las semillas de calabaza, con 213 pg./g). Los lignanos se encuentran en las paredes de las células vegetales, y están relacionados químicamente con la lignina que otorga rigidez y dureza a las plantas leñosas. Además de contribuir a formar las paredes de las células vegetales, los lignanos cumplen también una importante función en los mamíferos: En el intestino, las bacterias de la flora intestinal los convierten en enterodiol y enterolactona, sustancias con efecto hormonal y antioxidante, que protegen contra ciertos tipos de cáncer, especialmente los de mama, próstata y colon. Al igual que las isoflavonas de la soja, los lignanos de las semillas de lino son otro tipo de fitoestrógenos, que también antagonizan parcialmente los efectos indeseables de los estrógenos animales.

Propiedades

– Nutritivas: Las semillas de lino aportan proteínas y grasas de alta calidad.

– Laxantes y emolientes (suavizantes) de todo el tubo digestivo.

– Anticolesterol y antiagregantes plaquetarios (evitan la formación de trombos, el mismo efecto que la aspirina).

– Antidiabéticas, pues regula la secreción de insulina.

– Anticancerígenas.

– Tonificantes del sistema nervioso y antidepresivas.

– Antioxidantes: Este efecto se potencia al añadir arándanos u otras trutas de color intenso.

– Equilibradoras de la dieta: En la alimentación occidental típica de nuestros días, existe un desequilibrio entre los diferentes tipos de ácidos grasos. Ingerimos demasiados ácidos grasos omega-6 y pocos omega-3, lo que favorece los procesos inflamatorios y las enfermedades crónicas. La semilla de lino es, con diferencia, el producto vegetal más rico en omega-3, pues el 63% de sus ácidos grasos está formado por ácido alfa-linolénico de tipo omega-3. La nuez y la soja entre los alimentos vegetales, y el pescado entre los de origen animal, son también fuentes de omega-3. Al incorporar semillas de lino a nuestra alimentación, se corrige el desequilibrio habitual entre los distintos tipos de ácidos grasos, lo cual protege las arterias, evita los procesos inflamatorios, aumenta las defensas y favorece el buen funcionamiento de las neuronas.

Indicaciones

Desde hace milenios, las semillas de lino o su harina se han usado por via externa como emolientes (suavizantes) en caso de gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento y colitis. Externamente se aplican en forma de cataplasmas en caso de catarros bronquiales y dolores cólicos. Hasta hoy apenas se aprovechaban sus valiosos nutrientes, debido a su escasa asimilación, hoy ese problema está superado gracias a disponer del lino germinado. Numerosas investigaciones realizadas en los últimos años han puesto de manifiesto nuevas acciones medicinales de las semillas de lino. Estas antiguas semillas pueden prevenir e incluso curar las modernas enfermedades de la civilización.

  • Enfermedades cardiovasculares: Debido al efecto de los ácidos grasos poliinsaturados de tipo omega-3, particularmente el ácido alfa-linolénico, la semilla de lino reduce el colesterol, evita la arteriosclerosis, favorece el buen funcionamiento del corazón y del sistema vascular y protege contra las trombosis y embolias cerebrales. Numerosos estudios científicos lo confirman.
  • Cáncer: Los lignanos de las semillas de lino protegen a nuestras células de la degeneración cancerosa. Diversos estudios muestran su efecto contra los cánceres de mama, colon y próstata. Las semillas de lino frenan el crecimiento de los cánceres de mama en los animales de experimentación que las toman”, y protegen contra las sustancias cancerígenas”‘
  • Enfermedades autoinmunes: El ácido omega-3 alfa-linolénico y los lignanos frenan los procesos inflamatorios crónicos y fortalecen el sistema inmunológico. Por ello, las semillas de lino se recomiendan en caso de artritis reumatoide, lupus eritematoso, psoriasis, colitis ulcerosa y otras enfermedades autoinmunitarias, para las que no existe tratamiento causal.
  • Diabetes: Las semillas de lino son muy bien toleradas por los diabéticos, pues apenas contienen hidratos de carbono. Además, reducen las necesidades de insulina y mejoran el funcionamiento del páncreas, por lo que previenen la diabetes tipo 2 o diabetes del adulto.
  • Obesidad, por su efecto regulador sobre el metabolismo.
  • Eccemas, psoriasis y otras enfermedades crónicas de la piel.
  • Impotencia sexual, por el efecto vasodilatador, protector de las arterias y antioxidante de las semillas de lino, que mejoran el flujo de sangre en los órganos genitales.

– Menopausia: Se ha comprobado que las mujeres que toman 40 g (unas 4 cucharadas) de harina de semillas de lino al día, experimentan un alivio en los síntomas de la menopausia igual al que se obtiene con la terapia de sustitución hormonal.

– Osteoporosis: Los lignanos, al igual que las isoflavonas y otros fitoestrógenos, favorecen la mineralización de los huesos, y reducen la pérdida de masa ósea relacionada con la edad.

– Estrés nervioso, pérdida de memoria y deterioro cognitivo. Los acedos grasos

omega-3 forman parte de las membranas de las neuronas y son necesarios para su buen funcionamiento.

– Depresión, por el efecto tonificante sobre el sistema nervioso de los ácidos grasos omega-3 y de los lignanos del lino.

– Insuficiencia renal: Se ha visto que el consumo de semillas de lino mejora la función renal y frena la inflamación causante de la insuficiencia renal”’.

LEVADURA DE CERVEZA

Valor nutritivo

Es una fuente única de proteínas y vitaminas muy interesantes. El 33% de su

peso lo constituyen proteínas de alto valor biológico, comparables a las de la

soja o la carne en cuanto a su asimilación o aprovechamiento. Las proteínas de la levadura de cerveza son incluso más asimilables que las de la soja o la carne.

En cuanto a vitaminas, contiene todas las vitaminas del grupo B, (incluidas pequeñas cantidades no bien determinadas de B12), destacando su alto contenido en vitamina B1 (12mg %), unas 15 veces más alto que la carne. También contiene una elevada proporción de niacina, potasio, hierro, cinc, calcio y fósforo. En su composición destacan dos oligoelementos importantes: el selenio (antioxidante y anticancerígeno) y el cromo (preventivo de la diabetes y de la arteriosclerosis). Además, contiene un potente antioxidante: el ácido alfa-lipoico, de acción tonificante e inmunoestimulante.

Empleo de la levadura de cerveza en la nutrición humana

Su elevado contenido en nutrientes la hace muy recomendable para:

– La depuración y desintoxicación del organismo.

– El crecimiento y el buen funcionamiento de los músculos.

– La síntesis de las proteínas de los núcleos celulares portadores de la información genética.

– La formación de los glóbulos rojos.

– La producción de células nerviosas, de la piel, del cabello y de las uñas.

– La práctica deportiva, ya que facilita una mayor obtención de energía y una mejor eliminación de los residuos metabólicos en el hígado, aumentando el rendimiento.

– Personas jóvenes o adultas con una intensa actividad psíquica, aumentando el rendimiento intelectual.

– Personas mayores, activando los procesos metabólicos y proporcionando mejoras en su bienestar y rendimiento.

Aplicaciones terapéuticas destacadas de la levadura de cerveza

  • Diabetes: Efecto hipoglucemiante y ahorrador de insulina. Debido a su interesante contenido en cinc, vitamina B y potasio, no solamente proporciona los ingredientes necesarios para la formación de insulina, sino que facilita su aprovechamiento por parte de las células para producir energía.
  • Acné y alteraciones de la piel en general: Consigue buenos resultados gracias a su elevado contenido en biotina (también llamada vitamina H), un factor vitamínico muy importante para mantener la piel en buen estado.

GERMEN DE TRIGO

Composición

– Proteínas (22 %).

– Ácidos grasos esenciales (10 %) linoleico y alfa-linolénico (Omega 3).

– Vitaminas: B1, B2, B6, E, niacina y folatos.

– Minerales: Fósforo, potasio, hierro, sodio y calcio.

– Oligoelementos: Manganeso, magnesio, cinc, cobalto y cobre.

– Enzimas antioxidantes (superóxido-dismutasa). Y Octosanol.

Indicaciones

  • Diabetes: Hipoglucemiante (efecto análogo a la insulina), gracias a su elevado contenido en vitamina B1, normalizando el metabolismo del diabético.
  • Alimentación infantil: Resulta ideal para el crecimiento, pues aporta una alta concentración de principios activos, imprescindibles para el desarrollo normal del metabolismo infantil.
  • Mejora la forma física y la resistencia a la fatiga, gracias a su interesante contenido en octosanol.
  • Esterilidad de causa gonadal, ya que contiene vitamina E que favorece la producción de los espermatozoides y óvulos.
  • Hiperlipidemias: Reduce el colesterol y los triglicéridos de la sangre.

POLEN DE ABEJAS

Composición

Proteínas: (El 35 %de su peso) de alto valor biológico.

– Vitaminas: B (incluida una pequeña cantidad no bien determinada de B12), C, E y pro-vitamina A (beta-caroteno).

– Minerales: Potasio, silicio, calcio, magnesio, fósforo, manganeso, azufre, cloro, hierro y cobre.

– También contiene flavonoides antioxidantes como la quercitina.

Efectos preventivos y curativos del polen

– Regulador de la actividad intestinal, tanto en diarreas como en estreñimiento.

– Aumento de la hemoglobina en casos de anemia, especialmente en niños, y mejora del estado general.

– Aumento de peso y mejora del estado general en las personas mayores, así como después de enfermedades graves y en el post-operatorio, acelerando la recuperación.

– Estímulo del crecimiento en los niños.

– Mejor digestión de los alimentos.

– Aumento del apetito en casos de inapetencia.

– Mejora del estado anímico (efecto antidepresivo).

– Mejora del riego cerebral y de la función mental.

– Mejora de la capacidad visual.

– Aumento de la resistencia a las infecciones.

Indicaciones destacadas

– Anorexia y debilidad general (astenia) en niños y jóvenes.

– Menstruación dolorosa (dismenorrea) y molestias del climaterio.

– Esterilidad masculina y femenina.

– Enfermedades urológicas (cistitis, hipertrofia de próstata).

– Acné, por su acción reguladora sobre el sistema hormonal.

– Alergias: La ingesta de pequeñas cantidades de polen, puede actuar como una vacuna desensibilizante en casos de rinitis, fiebre del heno, asma o jaquecas de causa alérgica.

LECITINA DE SOJA

Composición

La lecitina es una grasa compleja (fosfolípido), que se obtiene del aceite de soja. Su molécula está formada por la unión de varios ácidos grasos insaturados con la colina y el ácido fosfórico.

Contiene una cantidad importante de dos antioxidantes: Pro-vitamina A y vitamina E, además de minerales, principalmente fósforo, calcio, potasio, hierro y magnesio.

Indicaciones destacadas

Aunque todavía no existen suficientes pruebas científicas al respecto, su empleo se recomienda para:

–  Exceso de colesterol: Mantiene en suspensión el colesterol sanguíneo, impidiendo que se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos y favoreciendo su eliminación. – Enfermedades del hígado: Hepatitis, insuficiencia hepática (evita el depósito de grasa en el hígado).

– Trastornos del sistema nervioso: La lecitina y la colina participan en la transmisión del impulso nervioso. La acetilcolina, un derivado de la colina, es uno de los principales neurotransmisores en el sistema nervioso. El consumo de lecitina resulta beneficioso en los trastornos del sistema nervioso, incluida la depresión.

—–

  1. ‘Hooper L, Thompson RL, Harrison RA, Summerbell CD, Ness AR, Moore HJ, Worthington HV, Durrington PN, Higgins JP, Capps NE, Riemersma RA, Ebrahim SB, Davey Smith G. Risks and benefits of omega 3 fats for mortality, cardiovascular disease, and cancer: systematic review. 2006 Apr 1;332(7544):752-60.
  2. ”Dabrosin C, Chen J, Wang L, Thompson LU. Flaxseed inhibits metastasis and decreases extracellular vascular endothelial growth factor in human breast cancer xenografts. Cancer Lett. 2002 Nov 8;185(1):31-7.
  3. ‘Chen J, Tan KP, Ward WE, Thompson LU. Exposure to flaxseed or its purified lignan during suckling inhibits chemically induced rat mammary tumorigenesis. Exp Biol Med (Maywood). 2003 Sep;228(8):951-8.
  4. Lemay A, Dodin S, Kadri N, et al. 2002. Flaxseed dietary supplement versus hormone replacement therapy in hypercholesterolemic menopausal women. Gynecol. 100: 495-504.
  5. Clark WF, Parbtani A, Huff MW, et al. 1995. Flaxseed: A potential treatment for lupus nephritis. Kidney Int. 48: 475-480.