Enema de café

enema o ducha rectalOtro procedimiento casero que ayuda a la desintoxicación hepática, por su enérgica acción colerética, es el enema de café. Una sustancia presente en el café, el ácido palmítico,estimula espectacularmente la producción de una benéfica enzima (glutatión s-transferasa), lo cual se suma a otros principios activos del café respecto a la depuración del hígado.

Resumidamente podemos decir que esta práctica:

 estimula la actividad y la regeneración celular

• mejora el equilibrio sodio/potasio en las células

• capta radicales libres

• incrementa el flujo biliar

• dilata los vasos sanguíneos y los conductos biliares

• relaja la musculatura

• elimina toxinas cerosas de la sangre

• elimina parásitos (áscaris)

• alivia depresión, tensión nerviosa, alergias y dolores

El enema de café se prepara con 2 cucharadas soperas de café en grano recién molido y un tercio de litro de agua. Se lleva a hervor, como si fuese una infusión para beber, secafé 2deja reposar unos minutos y se vuelve a hervir, se cuela bien y se aplica con una pera de goma de 300cc, lubricando la cánula con aceite para evitar irritaciones. La infusión se retiene durante 10/15 minutos y luego se evacua normalmente.

Dado que en pocos minutos toda la sangre del cuerpo pasa por el hígado, esta práctica equivale a una diálisis de nuestro fluido sanguíneo. Los enemas de café mejoran la tensión nerviosa, la depresión, las alergias, las parasitosis y los dolores agudos. El Dr. Max Gerson, y ahora su Instituto, utiliza y recomienda esta técnica en enfermedades crónicas degenerativas, como la esclerosis múltiple.