¿Un sustituto para los que no pueden tomar estatinas? 

Un estudio reciente revive una controversia continua sobre los supuestos efectos para reducir el colesterol de un producto centenario llamado arroz de levadura roja.

 

¿Un sustituto para los que no pueden tomar estatinas?

  El arroz de levadura roja se produce cuando una levadura, la Monascus purpureus, se cultiva en el arroz. Ha sido utilizado en países asiáticos durante más de mil años como alimento y medicina. En los Estados Unidos y Europa, se ha propuesto como un tratamiento alternativo para reducir el colesterol entre personas que no pueden tomar estatinas debido a efectos secundarios graves, sobre todo pérdida muscular y debilidad.

El nuevo estudio, que fue realizado por médicos de Pensilvania, y sobre el que se informa en la edición del 16 de junio de la revista Annals of Internal Medicine, encontró un efecto significativo de reducción del colesterol en un pequeño grupo de personas de esas características.

En el estudio participaron 62 personas que dejaron de tomar estatinas debido a los efectos secundarios. Todos siguieron un programa de cambio de estilo de vida que incluía educación sobre nutrición, ejercicio y técnicas de relajación. La mitad también tomó 1,800 miligramos dos veces al día de un producto de arroz de levadura roja, mientras que los demás tomaron una sustancia inerte.

“En el grupo que tomó arroz de levadura roja, la reducción promedio en el colesterol fue 43 puntos en doce semanas”, aseguró el Dr. Ram Y. Gordon, cardiólogo con consultorio privado que fue miembro del grupo de investigación. “La reducción en el grupo de placebo fue de apenas once puntos. A mayor plazo, la reducción fue de 35 frente a 15 puntos. Pensamos que la diferencia se redujo porque tras doce semanas, les dijimos a la gente que siguiera tomándolo, pero tal vez algunos no lo hicieron”.

Sin embargo, hay algunas complicaciones relacionadas al producto. El arroz de levadura roja tiene encima una nube de regulación en la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de EE. UU. porque contiene una estatina natural, la lovastatina, vendida como el medicamento recetado Mevacor. La FDA tomó medidas contra varios productos de arroz de levadura roja (pero no el sado en el estudio de Pensilvania) debido a que se trataba de fármacos sin licencia, una medida que fue mantenida tras un pleito en corte.

El producto usado en el estudio contiene lovastatina, apuntó Gordon, pero no suficiente para explicar la reducción observada en el ensayo. Los participantes el ensayo tomaron tres ampollas e 600 miligramos de arroz de levadura roja dos veces al día.

“Cada ampolla tenía un miligramo de lovastatina. Así que el total fue de seis miligramos al día, que en realidad es una cantidad minúscula”, aseguró Gordon. “Y la lovastatina es una de las estatinas más débiles. La reducción de colesterol fue mucho mayor de la que se esperaría con una dosis tan baja de lovastatina”.

Dos personas que tomaron el arroz de levadura roja, y una que tomó la sustancia inactiva, reportaron algunos efectos secundarios relacionados a las estatinas, como dolor muscular y problemas del hígado, pero no fueron graves, señaló Gordon.

El efecto benéfico podría deberse a compuestos relacionados con la lovastatina, una de cuyas muchas designaciones es monacolina K. Hay “nueve o diez” monacolinas distintas en en arroz de levadura roja, “y nuestra teoría es que esas otras monacolinas afectan la producción de colesterol en el hígado”, explicó Gordon.

El aspecto esperanzador del estudio es que “en realidad podríamos haber encontrado un producto que podría ser útil para los pacientes y profesionales clínicos para tratar este problema, la mialgia [dolor muscular] por estatinas”, dijo.

Pero se trató de un estudio reducido, y “hay que hacer mucho más evaluación en muchas más personas durante un periodo mayor”, señaló Gordon. Y tomar arroz de levadura roja “absolutamente no debe hacerse sin el consentimiento de un médico, y ya que contiene una pequeña cantidad de estatina, hay que ser examinado por problemas de hígado”, enfatizó.

Tomar arroz de levadura roja conlleva peligros, porque los productos mercadeados básicamente no tienen regulación, como ilustró la experiencia del grupo de investigación tras un estudio similar, que obtuvo resultados similares, que llevaron a cabo el año pasado.

Ese estudio usó un producto no regulado de arroz de levadura roja distinto. Tras la finalización del estudio, el fabricante cambió la fórmula del producto, eliminando el contenido de lovastatina y sustituyéndolo con azúcar común, contó Gordon.

“Esto tiene un potencial real, pero muchos problemas debido a que las fuentes de arroz de levadura roja no son demasiado confiables”, apuntó Gordon.

Pero el problema más importante del estudio es que fuer demasiado pequeño para revelar los inevitables efectos secundarios que infligen a un pequeño porcentaje de personas que toman estatinas como la lovastatina, adujo el Dr. Paul S. Phillips, director de cardiología de la intervención del Hospital Scripps Mercy de San Diego, quien escribió un editorial acompañante.

Phillips señaló que con frecuencia receta estatinas a pacientes en su consultorio de cardiología. Pero también es director de una clínica de mialgia por estatinas que trata a más de seiscientas personas que sufren de efectos secundarios por el fármaco.

Ya que el arroz de levadura roja contiene lovastatina, “potencialmente plantea riesgos significativos sin mayores beneficios que los medicamentos convencionales, y no aconsejaría a nadie que lo tome”, advirtió Phillips.

HealthDay News (por Ed Edelson)   

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece una guía para el arroz de levadura roja.