El Gobierno no va a salirse de rositas a cuenta de la homeopatía.

Desacreditar sin fundamentos una terapia respetada en muchos lugares del mundo e intentar ponerle trabas burocráticas y legales no es tan sencillo cuando se forma parte de la Unión Europea.

La última noticia es que la Comisión Europea ha admitido la queja interpuesta por la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH) contra el Ministerio de Sanidad por incurrir en actos vulneradores del ordenamiento de la Unión Europea.

Este es el segundo revés que recibe el Gobierno por parte de la Comisión Europea a cuenta de la homeopatía, después de que ya le dijera a finales del año pasado que ni iba a revisar el marco legal sobre la homeopatía, ni a lanzar ninguna iniciativa prohibiéndola o poniendo en contra de ella a los ciudadanos, ni a retirar los medicamentos homeopáticos de las farmacias.