Homeopatía: la Comisión Europea no acepta las presiones del Gobierno de España

La Comisión Europea ni va a revisar el marco actual sobre la homeopatía, ni va a lanzar ninguna iniciativa prohibiéndola o poniendo en contra de ella a los ciudadanos, ni va a sacar los medicamentos homeopáticos de las farmacias.

Así de clara y contundente es la posición de la Comisión ante el planteamiento del Gobierno de España, que lleva meses alentando una campaña contra la homeopatía que ha terminado llevando ante las altas instituciones europeas.

El Ministerio de Sanidad anunció a bombo y platillo que iba a abanderar una propuesta para que en la Unión Europea hubiera un cambio de postura respecto a la homeopatía, lo que culminó en la reunión en Viena celebrada los pasados 10 y 11 de septiembre, cuando el Gobierno español entregó el documento con su reivindicación.

Nosotros ya conocemos la postura de la Comisión Europea directamente de su boca, y ha decidido parar los pies al Gobierno español en su intento de poner trabas injustificadas a esta terapia.

Y dado que es probable que el Gobierno no difunda esta información (al contrario de lo que hizo cuando presentó su petición a Europa), en Tener S@lud nos ha parecido imprescindible hacerlo. Aunque se la hemos resumido en el primer párrafo, puede leer su respuesta textual en la primera fuente. (1)

¡Debemos unirnos en favor de la libertad de elección de los pacientes y contra la desinformación!

La homeopatía está sufriendo una vil campaña de acoso, capitaneada por las propias autoridades sanitarias. Los que deberían velar por nuestra salud pretenden cercenar los derechos de los pacientes.

Están vilipendiando a los médicos que la ejercen y a los pacientes que se tratan con ella, además de estar poniendo trabas a su conocimiento y difusión.

¿Cómo iba la Comisión Europea a hacerle el juego al Gobierno español si la homeopatía goza de pleno respeto en Europa? Incluso en diciembre del año pasado la misma Comisión Europa ya tuvo que expedientar a España por poner restricciones a la entrada de medicamentos homeopáticos que son legalmente comercializados en otros países de la Unión Europea. (2)

¡Le necesitamos!

La homeopatía es una de las terapias más seguras y eficaces, y está sufriendo un brutal ataque en nuestro país.

Hay muchas razones para estar indignados. Por eso le pedimos que nos ayude a poner freno a los ataques firmando esta petición en favor de la homeopatía y de la libertad de elección terapéutica de los pacientes. Si ya la ha firmado, le pedimos que reenvíe este e-mail a cuantas personas crea que puede interesarle.

Esta petición es la forma de proteger el derecho de todo paciente a disponer de más opciones a la hora de ser tratado por su médico, y de impedir que los ataques injustificados e interesados a una terapia que funciona impidan a más pacientes beneficiarse de ella.

Sabemos que la petición está levantando ampollas y cerrando muchas bocas y debemos llegar hasta el final.

Por favor, ayúdenos con su firma a difundir este mensaje.

Por otro lado:

Ante las distintas informaciones publicadas en medios y redes sociales, que recogen declaraciones de distintos colectivos e instituciones, cuestionando la legalidad de la prescripción y dispensación de Medicamentos Homeopáticos, desde BOIRON consideramos que es IMPORTANTE ACLARAR QUE:
Cualquier médico en ejercicio en España y en la Unión Europea se encuentra perfectamente legitimado para prescribir y recomendar estos medicamentos a sus pacientes.
La misma regla se aplica a los farmacéuticos en el ejercicio de su competencia dispensadora.
En base a la siguiente argumentación legal:
El artículo 4.7 de la Ley 44/2003, de ordenación de las profesiones sanitarias, declara que el ejercicio de las profesiones sanitarias se llevará a cabo con plena autonomía técnica y científica.
El artículo 40.3.i) de la misma, al regular el ejercicio privado de la medicina destaca entre sus principios informadores la “Libertad de prescripción, atendiendo a las exigencias del conocimiento científico y a la observancia de la ley”.
El artículo 1.5 de la Directiva 2001/83/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de noviembre de 2001, por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos para uso humano, que legisló estos fármacos como tales.
La disposición de la Unión Europea fue transpuesta por el artículo 55 del Real Decreto 1345/2007, de 11 de octubre, por el que se regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente.
El Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios—LGURM-, ha confirmado la regulación de estos medicamentos en su artículo 50, regulando la prescripción de estos medicamentos.
El artículo 3.5 LGURM-, establece que los medicamentos de uso humano deben dispensarse por una oficina de farmacia autorizada, con la intervención de un farmacéutico.
A mayor abundamiento, el artículo 111.2.a).15ª de dicha LGURM, tipifica como infracción grave del Farmacéutico el negarse a dispensar medicamentos sin causa justificada.
Esperando que esta información resulte de su interés,
Reciba un cordial saludo
Eduardo Barriga
Director General BOIRON España

Fuentes:

  1. Reproducción de la postura de la Comisión Europea sobre la petición del Gobierno de España sobre la homeopatía. 1 de octubre de 2018:“Desde el punto de vista de la Comisión, el principal foco de la actual legislación de la UE es asegurar la alta calidad y seguridad de los productos homeopáticos que están en circulación dentro de la UE. Las normas actuales contienen salvaguardas para asegurar que los ciudadanos están informados cuando deciden utilizar productos homeopáticos. Dicho esto, es necesario recalcar que en este momento, no existe intención de lanzar nuevas iniciativas o revisar el marco actual sobre homeopatía. La directiva 2001/83/EC incluye un marco regulatorio especial de la UE en relación al márketing de los productos homeopáticos medicinales (HMPs) dentro de los países miembros de la UE”.

    “Por consiguiente, los medicamentos homeopáticos pueden autorizarse como medicamentos convencionales, o bien autorizarse o registrarse a nivel nacional como medicamentos homeopáticos mediante el procedimiento de registro simplificado. Para las autorizaciones nacionales de productos homeopáticos con alegaciones clínicas, los Estados miembros deben decidir qué datos clínicos han de exigirse a los solicitantes. El registro se aplica a los medicamentos homeopáticos sin alegaciones clínicas y centrándose principalmente en su calidad y seguridad. A falta de datos clínicos, los productores no pueden incluir alegaciones terapéuticas en la información sobre sus productos”.

    “Tanto los medicamentos homeopáticos registrados como los autorizados deben estar claramente etiquetados como “medicamentos homeopáticos”. Para garantizar la calidad y la seguridad de los productos homeopáticos, los medicamentos homeopáticos y convencionales deben cumplir los mismos requisitos en cuanto a su fabricación, distribución y farmacovigilancia”

  2. Comisión Europea. Paquete de procedimientos de infracción del mes de diciembre. Bruselas, 7 de diciembre de 2017.