La importancia del aceite de pescado en los niños hiperactivos

Mucho se habla últimamente de la importancia del omega 3  para el desarrollo del sistema nervioso central y, en concreto, para niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH).  Voy a tratar en este artículo de explicar qué es esta sustancia  y en base a los artículos disponibles, qué hay de cierto en esta afirmación.

El Omega 3 es un ácido graso presente en grandes cantidades en el pescado.  En nuestro cerebro, el 60% de su peso es grasa.  Así que, podemos decir, que la grasa es tan importante para el cerebro como el calcio para los huesos: es su materia prima. Sabemos que los  ácidos grasos Omega 3 optimizan la función mental y sirven para el desarrollo de las neuronas.

Los ácidos grasos esenciales Omega3  están  presentes en grandes cantidades en el pescado, especialmente en el azul como por ejemplo, el atún, las sardinas y el salmón o la caballa. Tanto los pescados  frescos como los que vienen en conserva poseen cantidades de estos ácidos grasos cuyos efectos pueden ser positivos si forman parte de la alimentación de forma habitual.

En un estudio publicado en el Journal of the American Medical Asociation (JAMA), se observaba cómo unas dosis ( que tenían que ser elevadas) de Omega 3 contribuían a mejorar capacidades cognitivas básicas como la memoria, la resolución de problemas, los conceptos numéricos iniciales y el lenguaje. En el 2005 la revista “Pediatrics” publicó el estudio Oxford Durham, realizado en el Reino Unido.  En él se trató con Omega 3 a 116 niños con problemas de aprendizaje de mayor o menor importancia. Al cambo del tiempo, los niños mejoraron  su capacidad para  concentrarse , el aprendizaje, sus relaciones sociales y la  impulsividad.

En el 2007 el Psiquiatra norteamericano Paul J. Sorgi, aplicó 16,2 gramos de Omega 3  durante ocho semanas y comprobó que había una significativa mejoría en los niveles de inatención, hiperactividad, conducta opositora desafiante y trastorno de conducta.

¿Significa esto que  los ácidos grasos pueden sustituir la medicación  del especialista para la hiperactividad? No,  de ningún modo, tan   sólo sabemos  los beneficios de aumentar el consumo de omega 3 de forma habitual en la alimentación o en forma de suplementos (aceite de pescado o cápsulas de omega 3). Las  fuentes naturales serían  los pescados azules, maní y otros frutos secos ricos en omega 3, aceitunas, aceite de oliva, carnes de animales que se alimentan de hierba y no de grano etc. Y al tiempo, disminuir las grasas Omega 6  (granos en todas sus formas).

Otros aspectos dietéticos que  pueden  ayudar a niños con  TDAH es evitar los azúcares refinados (así se evitan las bajadas de azúcar  reactivas a la hiperglucemia) y conservantes (por ejemplo el alto contenido en nitritos de los embutidos).