La Repertorización es una de las labores más complicadas y discutidas de la homeopatía. Mientras que para muchos constituye un auténtico “arte”, para otros carece de la mayor importancia ya que no utilizan el repertorio aunque realizan “una repertorización mental” a través de sus conocimientos (es decir, de lo que recuerdan) de la Materia Médica.

 Particularmente pienso que una postura intermedia entre ambos extremos es la más correcta, porque si bien hay casos que no requieren repertorización por la claridad de sus síntomas, en otros casos, cuando nos encontramos con una enfermedad con síntomas raros y que no reconocemos en ninguna Materia Médica, nos sirve para encontrarla y poder solucionar así casos más complicados de una manera eficaz y sencilla.

 Pero ¿que es la repertorización? pues en realidad no es más que una operación matemática de intersección de conjuntos. Si decimos que un remedio o medicamento homeopático es un conjunto de síntomas que pueden estan presente en varios remedios. Cuando tenemos un caso clínico con una serie de síntomas, la repertorización busca los remedios que contienen dichos sintomas.

 Antiguamente esta operación se hacia en papel, buscando los síntomas en el repertorio a mano y sumando los valores, resultando un trabajo tedioso y lento. Actualmente ADAMAS gestiona esta operación de una forma fácil y rápida.

 ¿Cómo funciona ADAMAS?  
 1º abrimos una nueva consulta (Pantalla de Consulta). En el encarpetado Borrador (ver abajo) nos aparecen dos tablas, la de arriba sirve para añadir los síntomas, la de abajo nos mostrará los remedios repertorizados
 2º buscamos los síntomas en todo el repertorio con el Localizador de síntomas
 3º Una vez localizados todos los síntomas que constituyan el Síndrome Mínimo de Valor Máximo (generalmente entre 3 y 10 síntomas característicos) pulsamos repertorizar todos o los que señalemos, o quitamos o añadimos más síntoma hasta quedar conformes.
 4º Los medicamentos homeopáticos aparecen en la tabla inferior ordenados por el número de síntomas que cubren, de tal manera que si cubre todos los síntomas aparecerá el primero de la lista y así sucesivamente el resto. El remedio que cubre todos los síntomas lo denominamos similimum.
 5º esta operación la podemos realizar cuantas veces queramos con sólo señalar los síntomas que nos interesen. Posteriormente tenemos que guardar sólo los remedios más similares (Ej.: los diez primeros) para evitar que el programa guarde datos que no nos interesan y que ocupan espacio en el disco duro

Una vez que tenemos  hecha la repertoización y tenemos los remedios más similares, podemos comprobar su Materia Médica para elegir el remedio o remedios que vamos a prescribir, para lo cual lo vamos señalando y guardando en las siguientes carpetas de la pantalla de consulta

En la carpeta de prescripciones podremos buscar los medicamentos farmacéuticos del Vademecum en cuya composición contengan los remedios que hayamos seleccionado.