Sobre la vacuna (efectos secundarios composición, voluntariedad, etc.).


Cuando dudes sobre cualquier tema sobre lo que es legal o ilegal, lo mejor es acudir a las fuentes oficiales, es decir el Boletin Oficial del estado (BOE) o el Documento oficial de la unión europea (DOUE), en este caso el DOUE-L-2020-81140

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE-L-2020-81140

Añado todos estos enlaces en los que podrá encontrar mas información:

"El informe del Comité de Bioética en España es de agradecer, por prudente en lo legal. Como juristas no me atrevo a decir nada,pues poco sé, pero en lo demás repiten lugares comunes sin ciencia (ni conciencia).En lo científico el informe tiene defectos que lo hacen tan inservible como el comentario del Vicepresidente en esta bitácora. Muchos de dichos defectos los he resumido en: http://www.actasanitaria.com/vacunas-obligatorias-comite-de-bioetica-de-espana/


Muchos médicos rechazamos muchas vacunas, porque no todas las vacunas son iguales; las hay de gran eficacia, y las hay cuando menos inútiles http://www.nogracias.eu/2015/06/05/editorial-nogracias-vacunas-no-todas-son-iguales/

http://www.actasanitaria.com/16-vacunas-16-una-una/


Por ejemplo, las Revisiones Cochrane (la “biblia” en ciencia médica) dejan claro que la vacuna de la gripe es inútil en sanos y en enfermos, y que no disminuye la transmisión de la gripe entre personas, ni de profesionales a pacientes http://www.cochranelibrary.com/app/content/special-collections/article/?doi=10.1002/%28ISSN%2914651858%28CAT%29na%28VI%29InfluenzaevidencefromCochraneReviews


En otro ejemplo, y se repite en este comentario del Vicepresidente, se da por supuesto que todas las enfermedades infecciosas son contagiosas entre humanos; es falso, como bien demuestra el tétanos. Sirve también de ejemplo el creer que todas las vacunas producen protección de “rebaño”, pero esa externalidad positiva se da sólo en algunos casos. Así, no hay protección de rebaño, por ejemplo, ni con la vacuna de la difteria ni con la del tétanos, ni con la de la rabia ni con la de la tosferina. En el caso de la tosferina hay externalidad negativa, de forma que los vacunados provocan cambios de la bacteria que se torna más agresiva.

Por cierto, y a propósito del brote de tosferina en Écija que cita el Vicepresidente con un comentario desprovisto de ciencia alguna, el problema de dicha vacuna es la mala calidad de la misma y su externalidad negativa http://archpedi.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2505542http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/jctb.4784/full

http://equipocesca.org/bebes-nuertos-por-tosferina-sean-cientificos-no-disparen-contra-los-anti-vacunas/

Por supuesto, la vacunación se emplea en muchos casos después de la infección, como en la rabia, y se puede utilizar la vacunación masiva para limitar el daño de un brote ya establecido.

Un caso interesantísimo es el de la vacuna de la varicela, que por salud pública debería mantenerse a los 12 años para quienes no hayan tenido la infección. Esta postura científica choca con los intereses económicos de la Asociación Española de Pediatría. En el Ministerio de Sanidad hay funcionarios cabales que pagan con su puesto la defensa de la salud pública y del calendario lógico de la vacuna de la varicela http://www.elmundo.es/salud/2016/03/09/56df3601268e3e1c228b46b4.html


Casos interesantes en España son la vacuna del rotavirus y de la meningitis B (no recomendadas para uso general ni por el propio Ministerio).


En fin. No somos médicos anti-vacunas (tampoco anti-antibióticos, por si acaso), sino médicos preocupados por el mejor control de las infecciones y por la salud pública y por el descrédito que están provocando en la salud pública actitudes, ignorancia, frases hechas y publicaciones como las del Comité de Bioética de España y su Vicepresidente."

76 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo